Museo de Arte de Ponce sirve de mentor a estudiantes

El programa de internados del Museo de Arte de Ponce ofrece a los estudiantes la oportunidad de tener su primera experiencia de trabajo y de aprender a desenvolverse en el ambiente profesional. “Nos encanta servir de mentores y saber que el conocimiento que pasamos a estos chicos y chicas será crucial para su desarrollo en sus respectivas carreras, expresó Alejandra Peña Gutiérrez, Directora Ejecutiva del Museo.

Irene García y Jocelyn Santiago son chicas emprendedoras, con muchos deseos de superación. Luego de cursar estudios fuera del País, decidieron hacer su internado en el Museo. “Claro que le dimos la bienvenida. Nos sentimos muy orgullosos de que hayan escogido esta institución para poner en práctica lo que han aprendido, comentó Pablo Pérez d’Ors, Curador Asociado del Museo.

Ambas estudian Historia del Arte en Estados Unidos y han visto a Puerto Rico como el lugar idóneo para explorar el ambiente museístico y definir su área de interés. “Quería tener una experiencia en un país hispanohablante y cuando vi que el Museo de Arte de Ponce estaba en el programa de internados de mi universidad apliqué de inmediato”. Escogí el Departamento de Curaduría porque me fascina la investigación y el proceso creativo tras bastidores, expresó Joselyn.

Las estudiantes hacen su práctica en el Departamento de Curaduría. Este departamento se encarga de seleccionar las exposiciones que ofrecerá el museo. Antes de decidir qué exposiciones abrirán al público, el Departamento pasa por un proceso estricto y meticuloso de estudiar qué obras pueden enriquecer la colección permanente de arte europeo del Museo que incluye pinturas desde el Renacimiento hasta el siglo XIX. Es una tarea que requiere mucho esfuerzo y dedicación e implica una extensa investigación de las obras y los artistas.

“Me interesaba conocer el proceso de organizar una exposición. El Museo ofrece exposiciones de artistas latinoamericanos y es un área que me gusta mucho.  Voy a comenzar mi tesis en la pintura de Francisco Oller. Aquí puedo obtener información para enriquecer mi investigación. Esta experiencia ha aumentado mi interés por trabajar en un museo”, compartió Irene.

El departamento de curaduría también trabaja para dar espacio al arte contemporáneo. Este año comenzó con dos exposiciones: El papel del retrato de Antonio Martorell y la 4ta Trienal Poli/Gráfica, Imágenes desplazadas/imágenes en el espacio, que incluyó obras de Myrna Baéz. A partir de octubre el Museo ofrecerá varias exposiciones de artistas puertorriqueños de la época.

Los estudiantes que hacen internados en el Museo tienen la oportunidad de encontrarse con un panorama amplio de todo lo que abarca el arte, pero dentro de las paredes de un museo, añadió el Curador. Además de las estudiantes del Departamento de Curaduría, el Museo acogió a otros en los departamentos de Registraduría, Educación y Desarrollo. Estos departamentos realizan un trabajo de apoyo a Curaduría  y laboran mano a mano para lograr las exposiciones. El archivo histórico y la biblioteca del Museo también recibieron estudiantes de internado.